The Tenorio

The Tenorio

La gente sólo ve de un actor la carabuena en el escenario: vestido, maquillado y con las luces; y toma el teatro por otra cosa.
Si viera usted la diferencia que hay entre los escenarios y lo de detrás de ellos...
¡El teatro es como la vida, pura apariencia! Una máscara.
Y un sueño...
Alonso de Santos
Phaedra

Phaedra

¡Amor, Amor que por los ojos infundes el deseo llevando el dulce placer al alma de tus condenados!
¡Nunca dispares tus flechas contra mí, ni me hagas perecer en la fatalidad!
Eurípides
Medea

Medea

Este silencio, es el grito desesperado de Medea que se quema por el dolor, por la angustia, por la rabia! La sangre oscurecerá el amanecer.
¡Sí, comprendo que es terrible el crimen que voy a cometer! Pero mi Pasión es más fuerte que mi reflexión y es esta pasión, la que trae la perdición de Jasón.
Eurípides 
No teasing with Calderon

No teasing with Calderon

¿Cómo estos farsantes pueden, haciendo tanto como hacen, tener la fama que tienen? ¿Cómo es posible que pueden estudiar toda su vida y andar caminando siempre, pues no hay trabajo en el mundo que pueda igualarse a éste?
Agustín de Rojas Villadrando
 
I. Oedipus

I. Oedipus

Llevo en mí las fuerzas tenebrosas del Maligno, antiguas, tan viejas como el hombre, y aún mas viejas que éste;
Llevo en mí las fuerzas luminosas de un Dios, antiguas, tan viejas como el hombre, y más viejas que éste.
Y mi alma es el campo de batalla, donde se enfrentan ambos ejércitos.
Nikos Kazantzakis
Prometheus

Prometheus

Este Prometeo parte de la tragedia de Esquilo, Prometeo encadenado, para actualizarse ante el público y pasar a ser un grito de denuncia. Ese grito que esta sociedad española siente ahogado, bajo el yugo del miedo y el estatismo que producen los convencionalismos añejos que manan de una sociedad que quiere y no puede tomar voz y voto ante la bochornosa realidad en la que nos encontramos.
Chico García 
Ars Amandi

Ars Amandi

Ovidio fue un revolucionario, un antisistema, que con su obra ARS AMANDI desestabilizó la sociedad de la Roma de Augusto, de ahí que el princeps lo mandara a tomar por saco a Tomos, muerto el perro se acabó la rabia- pensaría Augusto.
Chico García
Clytemnestra. Una Mujer.

Clytemnestra. Una Mujer.

¡Nada puede extirpar la cuerldad del mundo, pero al menos yo, puse fin a la contribución de Agamenón a esa crueldad!